Pasos clave a seguir para localizar la documentación necesaria y tramitar el reconocimiento de la ciudadanía italiana. ¿Dónde y cómo empezar la búsqueda?

Primeros pasos ciudadanía italiana.
Foto: Pexels

Tramitar la ciudadanía italiana por reconstrucción o lazos de sangre, también conocida como “Iure Sanguinis”, es posible, siempre y cuando, aquel que quiera realizar el procedimiento, pueda demostrar la descendencia en línea recta a través de un antepasado italiano. Pero, ¿cómo hacerlo?

Uno de los primeros pasos es el armado de un árbol genealógico para poder visualizar de dónde vienen nuestros antepasados. A diferencia de otros países, en Italia no existe un límite generacional que impida solicitar el reconocimiento de la ciudadanía. Con lo cual, siempre y cuando se puedan reconstruir los lazos de sangre y demostrar los vínculos familiares, es posible solicitar la ciudadanía italiana.

Por ese motivo, cuando recién se inicia la búsqueda es muy útil ordenar la información y armar un árbol genealógico que ayude a localizar en primer lugar quién era el antepasado italiano. En muchos casos puede que se trate de un familiar cercano, como un padre, una madre o un abuelo, pero en muchísimos otros, puede tratarse hasta de un tatarabuelo. Por ello, es fundamental empezar la búsqueda con preguntas, todas las posibles.

Todos los datos posibles que puedan ser recolectados serán de gran ayuda en la reconstrucción de identidad. Es muy valioso, también, hablar con familiares y viajar con ellos al pasado, para explorar recuerdos. Esas entrevistas tendrán gran valor en la recolección final de información.

ÁRBOL GENEALÓGICO

Una página de búsqueda que puede servir de ayuda para muchos es FamilySearch. Se trata de la organización genealógica más grande del mundo, a la que se puede acceder de forma gratuita y que contiene documentos añejos que son un tesoro. Allí se puede encontrar un caudal enorme de archivos históricos e iniciar a conectar fechas que ayuden a estimar, por ejemplo, el año de nacimiento del antepasado. Por eso, una sugerencia a considerar es explorar el sitio todo lo posible y aprovechar las utilidades que ofrece.

Una vez creado el usuario se puede indagar en los registros disponibles, como ser actas de bautismo, nacimiento, matrimonio o defunción, y también iniciar con el armado del árbol familiar en línea. Si otros familiares cercanos están también buscando información, podrán visualizar el árbol conjuntamente, al igual que las búsquedas realizadas. Por ello que se trata de una herramienta muy dinámica. También se puede armar el árbol de manera más simple, en una hoja de papel o un documento en Word. Cualquiera sea la forma, lo importante es iniciar a visualizar los orígenes y de dónde vienen los antepasados que buscamos.

Ciudadanía / FamilySearch
Foto: FamilySearch

BÚSQUEDA DE DOCUMENTOS

Algo importantísimo al momento de empezar la búsqueda es contar con los nombres, apellidos y datos de nacimiento, matrimonio y en caso de que haya fallecido, defunción del antepasado. Será necesario conocer también el lugar de nacimiento, ya sea del comune exacto donde nació o de la provincia o región. En caso de no contar con ninguno de esos datos, se puede recurrir a otras herramientas para buscar y encontrar la información.

COGNOMIX Y EL MAPA DE APELLIDOS

Una herramienta de búsqueda muy valiosa es el mapa de los apellidos italianos que ofrece el sitio Cognomix. Allí se puede escribir el apellido por país, región o provincia y el buscador arrojará en pocos segundos una lista con la cantidad de familias con ese apellido que habitan en Italia y la distribución geográfica por región. Ello puede ser útil para iniciar a delimitar la búsqueda y organizar una lista de comunes posibles de consulta, según el apellido.  

Foto: Cognomix

La búsqueda se puede empezar de atrás para adelante, o sea, desde el nacimiento del que está investigando sus orígenes hasta el antepasado o viceversa. Todas las actas contienen información muy útil que será de guía en la búsqueda. Por ejemplo, en las actas de defunción debería estar consignado el lugar donde nació una persona. También es de gran importancia el acta de matrimonio. Se trata, en pocas palabras, de un escrito que se firmó en vida.

PEDIR UN ACTA EN ITALIA

En caso de contar de toda la información del antepasado, es decir, nombre y apellido, año y día de nacimiento, lugar, y nombre de sus padres, la siguiente pregunta es, ¿cómo solicitar el acta en Italia? Es posible solicitar cualquier acta a Italia sin necesidad de recurrir a un tercero. En Internet hay muchos modelos útiles y también traductores de gran soporte, como Deepl, para escribir un mail e indicarles a los funcionarios del comune acerca de la búsqueda de identidad para localizar el acta de nacimiento.

De ser así, sólo hay que escribir el nombre, por ejemplo, Comune di Modena, y buscar en la pestaña “Anagrafe e stato civile” el apartado que refiere al reconocimiento de la ciudadanía “Iure Sanguinis”. Si no figura ningún correo, es cuestión simplemente de escribir en Google “cittadinanza italiana iure sanguinis ufficio anagrafe mail” o algo similar y ver qué resultados aparecen en la búsqueda. Hay comunes que cuentan, también, con un formulario de contacto. 

¿CÓMO SEGUIR LUEGO?

Si el acta se solicita de forma directa a Italia hay que escribir en el correo todos los datos postales, con todas las especificaciones concretas para que envíen desde Italia la carta a la dirección correcta. Si no llegaran a responder, está también la opción de contactarse por teléfono o incluso por los canales de redes sociales. En caso de tampoco obtener respuesta, se puede enviar una carta con retorno al país de la solicitud y pagar el monto que corresponda. Por último, siempre existe la posibilidad de solicitar un servicio de gestoría y pagar la búsqueda.

ARCHIVOS DE ESTADO

De no conocer información alguna sobre el lugar de nacimiento del antepasado, otra vía es recurrir a los archivos estatales, conocidos como “Archivi di Stato”. Se trata de una institución pública con ubicación en cada región/provincia de Italia (en este link aparecen todos los Archivos de Estado) que se ocupa de recoger y conservar documentos oficiales de instituciones u organismos públicos, judiciales, políticos y militares, y en algunos casos privados, para su conservación, consulta e investigación.

Foto: Pexels, Ilustrativa.

Una vez localizada la región, habrá que seleccionar la provincia y llegar hasta la dirección de correo electrónico, para luego solicitar la información por mail. Si luego la búsqueda arroja un resultado positivo, desde el archivo enviarán la información solicitada, junto con la indicación del comune italiano en el que se encuentra el acta de nacimiento. Esta opción puede ser un buen punto de partida para quienes disponen de mucha información.

DIÓCESIS Y PARROQUIAS

Si se llegara a tratar de un acta de bautismo, por ejemplo, que no se localiza en el comune por su grado antigüedad, otro escenario factible, es posible recurrir a los archivos parroquiales. La búsqueda puede encauzarse por varios caminos y son muchas las posibilidades. De la misma forma, se podrá buscar por región y localizar la diócesis y contactarse ya sea por correo o teléfono. Si llegará a estar el dato de la parroquia exacta del bautismo, sería sólo cuestión de localizar el documento a través de la institución religiosa.

BARCOS DE INMIGRANTES

Otro lugar a indagar en el inicio es en los Archivos de Barcos de Inmigrantes Italianos, considerando que en el pasado muchos dejaron Italia en tiempos de la Primera o Segunda Guerra Mundial, o incluso antes de ello, y salieron del país a través de ese medio de transporte. En la Argentina, por ejemplo, existe el registro de Barcos de Agnelli, que conserva los documentos con el ingreso de italianos por año y por barco, según consigna el sitio Ancestros Italianos, en su página web. También es posible consultar el Museo de la Inmigración, que cuenta con una base de datos (digitalizada) de inmigrantes arribados al Puerto de Buenos Aires entre 1882 y 1953. El Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos (CEMLA), son sede en Argentina, es otra fuente de consulta a considerar durante los primeros pasos de la búsqueda.

Foto: CEMLA.

«CHI VA PIANO VA LONTANO»

Recapitulando, entonces, podría decirse que los primeros pasos para iniciar con la ciudadanía italiana son el armado del árbol genealógico, la recolección de información, junto con entrevistas familiares y las conexiones de datos, y luego de ello, la búsqueda en archivos, comunes, parroquias y registros históricos. Así se podrá pedir, entre otras cosas, el acta de nacimiento del antepasado, que será uno de los documentos más importantes de la búsqueda.

Según un refrán italiano que «chi va piano va sano e va lontano», lo que traducido al español sería algo así como «quien va despacio va por buen camino y llega lejos». En algunos casos la búsqueda de la documentación puede ser un camino sin obstáculos y en otros volverse sinuoso y cuesta arriba. Sea como fuese, hay que apuntalar la búsqueda y no desistir en el camino. Nadie sabe con certeza cómo será para los que recién inician, porque cada experiencia es única y personal, pero la certeza es que, sin ninguna duda, les espera una gran aventura.

También podés leer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *