Todo sobre Italia

Italia en el mundo | Inscripción A.I.R.E.: a quiénes afectarán las nuevas sanciones y cómo evitarlas

Inscripción A.I.R.E.: a quiénes afectarán las nuevas sanciones y cómo evitarlas

La nueva Ley de Presupuestos introduce multas económicas y obligaciones de control para municipios. Hablamos con la abogada Sandra Ramajo Navarro.

Por Florencia Gagliardi | @mfgagliardi

La Ley 213 introduce sanciones a quienes vivan en el extranjero y no estén registrados al A.I.R.E.
La Ley 213 introduce sanciones y más controles.

Italianos que hayan emigrado al extranjero y no estén inscriptos en el Anagrafe degli Italiani Residenti all’Estero, más conocido como A.I.R.E., podrán ser sancionados con multas de hasta 1000 euros por cada año que dure la omisión, según lo establecido en la nueva Ley N°213 (Legge di Bilancio 2024).

La norma, que entró en vigor el 1 de enero de 2024, introduce multas administrativas que van desde los 200 euros a los 1000 euros y deberán afrontar todas aquellas personas que hayan residido en la península y tras emigrar no se hayan inscripto en el A.I.R.E. en los plazos establecidos. La ley establece, a su vez, más controles de los ayuntamientos en coordinación con los consulados.

¿A quiénes afectará las nuevas sanciones?

Si bien la obligación de registrarse en el A.I.R.E. es para todos los ciudadanos italianos que no vivan en Italia por un período superior a los 12 meses o bien para aquellos ciudadanos que hayan adquirido la nacionalidad en otros países, las sanciones económicas afectarán sólo a quienes hayan residido en Italia y tras emigrar no hayan comunicado el cambio de residencia en los tiempos estipulados por ley.

«Los italianos que hayan obtenido la ciudadanía en otros países deben registrarse en el A.I.R.E., pero la nueva ley, a efectos prácticos, no les afecta. Las multas previstas de 200 a 1000 euros se aplicarán sólo a quienes han vivido en Italia, ya que los controles serán realizados por parte de los comunes italianos de última residencia», explica a Todo sobre Italia la abogada Sandra Ramajo Navarro, directora del bufete internacional Ramajo Legal, en comunicación desde Roma.

Al día 31 de octubre de 2023, había casi 7 millones de italianos inscriptos en el A.I.R.E., según datos difundidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional.

De acuerdo con el último «Informe Italianos en el Mundo» de la Fundación Migrantes, publicado en noviembre pasado, desde el año 2006 se ha duplicado la presencia de italianos en el extranjero: algunos de los motivos son las adquisiciones de ciudadanía, salidas del país por expatriación o nacimientos en otros países fuera de Italia. 

Fuente: Migrantes-Reporto Italiani nel Mondo. Elaborado a partir de datos de AIRE.
«Italiani nel Mondo», elaborado a partir de datos de AIRE.

Pero, ¿qué es el A.I.R.E., cuándo hay que inscribirse y qué hay que hacer para evitar las nuevas sanciones administrativas?

¿Qué es el A.I.R.E.?

El registro A.I.R.E. fue creado a través de la Ley N.º 470 del año 1988 y deben inscribirse en la plataforma todos aquellos ciudadanos que trasladen su residencia a otro país por más de un año, o quienes adquieran la nacionalidad fuera de Italia.

La inscripción –que es gratuita y se puede realizar en línea– es un deber y una obligación que otorga derechos como participar en elecciones políticas, votar en las elecciones del Parlamento Europeo, participar de referéndums o, entre otras cuestiones, renovar el pasaporte a través del consulado que corresponda.

La noticia de las nuevas sanciones ha sembrado inquietud entre los miles de italianos que residen en el extranjero, debido al desconocimiento de cómo podría aplicarse la nueva norma. Sin embargo, la obligatoriedad de comunicar el traslado de la residencia ya existía con la Ley N° 1228 de 1954, de Ordenación de los Registros de la Población Nacional, que ahora se modifica en su artículo 11, introduciendo sanciones económicas a quienes no se inscriban en el A.I.R.E.

Multas económicas y más controles

Legge 30 dicembre 2023, n. 213, Gazzetta Ufficiale
Legge 30 dicembre 2023, n. 213, Gazzetta Ufficiale

La pregunta es, por qué si existía una ley que establecía la obligación de comunicar el traslado de la residencia, ahora se introducen sanciones monetarias. «Es una maniobra yo creo a nivel económico, pero la obligación ha existido siempre», explica la abogada Ramajo Navarro.

«Tener un pasaporte y una ciudadanía implica deberes, uno es comunicar con la administración cualquier cambio de residencia. Hasta ahora no se hacían controles y aunque se controlara, raramente se ponían sanciones. Lo que hacía la administración era que, si se daban cuenta que tú llevabas más de un año fuera de Italia, te escribían de oficio en el A.I.R.E.», sostiene.

«Tener un pasaporte y una ciudadanía implica deberes, uno de ellos es comunicar con la administración cualquier cambio de residencia»

Sandra Ramajo Navarro

Sanciones de hasta 1000 euros

La nueva ley estipula multas administrativas de hasta 1000 euros por cada año que persista la no inscripción al A.I.R.E, con un límite máximo de cinco años sancionables y establece, asimismo, que será el ayuntamiento la autoridad competente al momento de evaluar y decidir la sanción.

«La multa va de 200 a 1000 euros y es por cada integrante de la familia. Si tú te vas de Italia y a lo mejor tu pareja ha obtenido la ciudadanía por matrimonio y tus hijos tienen ciudadanía, puede ser una multa de 4000 o 5000 mil euros. No se va a aplicar retroactivamente porque ninguna ley tributaria puede aplicarse retroactivamente, pero a partir de ahora quien no se registre al A.I.R.E. se expone a que le llegue una multa por cada año que no comunicó la variación de residencia al extranjero», subraya Ramajo Navarro.

«A partir de ahora quien no se registre al A.I.R.E. se expone a que le llegue una multa por cada año que no comunicó la variación de residencia al extranjero»

Sandra Ramajo Navarro

¿Cuándo hay que inscribirse al A.I.R.E.?

Todos aquellos ciudadanos que hayan trasladado su residencia desde Italia a otro país por un período superior al año deben registrarse en el A.I.R.E. Mediante la inscripción se realiza la baja simultánea en el Registro Nacional de Población Residente (ANPR) de la comuna de origen. «La inscripción se efectúa tras una declaración que el interesado debe realizar ante la oficina consular competente en un plazo de 90 días a partir del traslado de su residencia», resalta el sitio oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional.

Una de las razones que podría motivar a que muchos italianos no efectúen el registro al A.I.R.E. es que, al darse de baja del Registro Nacional de Población Residente, se pierde el derecho de recibir atención sanitaria en Italia. «Muchos no lo hacen porque de esa manera, cuando vuelven a Italia de vacaciones o por una temporada, tienen asistencia de todo, incluido el médico de cabecera», sostiene la directora del bufete Ramajo Legal.

Y añade: «Italia se ha dado cuenta que cada vez hay más italianos en el extranjero y también muchas comunas encuentran residencias que ya ‘no existen’. De esta manera el Gobierno pretende incentivar a los ciudadanos a regularizar su situación. Y en todo esto la ayuda de los comunes será fundamental, ya que son ellos los únicos que pueden realmente realizar un efectivo control de la población residente. Precisamente por este motivo, según la nueva normativa, el dinero de las multas ingresará directo a la tesorería del ayuntamiento que haya impuesto la sanción».

«El Gobierno pretende incentivar a los ciudadanos a regularizar su situación»

Sandra Ramajo Navarro

Obligaciones de control para comunes de última residencia

Asimismo, el apartado 243 introduce obligaciones de control para los comunes de última residencia y la comunicación de inscripciones y cancelaciones efectuadas en el A.I.R.E a la Agencia Tributaria (Agenzia delle Entrate) para los controles fiscales de su competencia.

Ante la pregunta de qué problemas podrían ocasionarse a nivel impositivo para quienes no se registren al A.I.R.E, la letrada resalta que existe el deber de comunicar el cambio de residencia ya que, en defecto, la Agencia Tributaria italiana podría considerarlos fiscalmente residentes, con las implicaciones que eso puede tener a nivel de obligación de declarar (y tributar) en Italia por la renta ‘mundial'».

Conoce más sobre el AIRE y cómo hacer la inscripción.
La inscripción al AIRE es gratuita y se puede realizar en línea.

«Cuando la Agenzia delle Entrate cree que tú tienes aquí la residencia, y por lo tanto te considera residente fiscalmente hablando, te aplica la normativa tributaria italiana, la cual prevé que tu declares y tributes por toda tu renta mundial. Pudiendo aplicar una multa significativa en caso de omisión de dicha declaración de la renta, inclusive a aquella generada fuera de Italia a través de ingresos o bienes inmuebles ubicados en otros países, los cuales deben ser declarados obligatoriamente en el apartado específico de la Dichiarazione dei Redditi», explica.

En este sentido, sostiene que la Agenzia delle Entrate puede saber si una persona ya no es más residente en Italia gracias a la colaboración y traspaso de información de parte de los comunes. «Es el comune el que te cancela la residencia cuando sabe que no estás», agrega al respecto.

El registro al A.I.R.E es obligatorio para quienes trasladan su residencia habitual al extranjero.
El registro al A.I.R.E es obligatorio para quienes trasladan su residencia habitual al extranjero.
TSI.- Al ser una nueva norma, hay qué ver cómo la van a aplicar…

Los reglamentos aplicativos de todo esto por ahora no se puede saber exactamente cómo se realizarán. Lo que está claro es que ahora los ayuntamientos italianos, tienen un gran incentivo para realizar los controles.

TSI.- Lo importante es aclarar que si bien no es retroactivo, esta ley empezó a funcionar desde el 1 de enero de 2024 y que los ciudadanos italianos, para evitar ser sancionados, deberían anotarse en el A.I.R.E. cuanto antes.

Exacto.

TSI.- Los ayuntamientos son quienes van a definir la sanción, ¿con qué criterios lo harán?

Todo lo recaudado irá a la caja del municipio, por lo que es evidente que será una importante fuente de ingreso para las administraciones locales. Hay comunes donde hay muchísimas solicitudes de reconocimiento «iure sanguinis». Pongamos por ejemplo que hay 1000 o 2000 personas que se han ido hace tiempo de la ciudad y no han comunicado el cambio de residencia. Eso para un ayuntamiento sería bastante dinero.

Tú pon una multa por cada persona que no ha comunicado que se ha ido de Italia y no se ha inscrito en el A.I.R.E., porque a lo mejor no lo sabía o no le interesaba. Pero hay que hacer la comunicación, es una obligación como ciudadanos italianos y hasta ahora no pasaba nada, nadie había aplicado ningún tipo de multa, pero a partir de ahora lo van a hacer y yo creo que no se tratará de casos aislados.

Leer también

Compartir el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar


Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas novedades sobre la vida en Italia. Noticias, actualidad, imperdibles, ciudadanía, documentos, antepasados y mucha información útil a conocer.