Todo sobre Italia

Emilia Romagna | La Ghirlandina de Módena y las memorias que guarda la antigua torre

La Ghirlandina de Módena y las memorias que guarda la antigua torre

En el corazón del centro histórico se erige imponente uno de los símbolos más icónicos de la ciudad, la Ghirlandina o Torre Cívica.

Por Florencia Gagliardi | @mfgagliardi

La Ghirlandina o Torre Cívica de Modena.
La Ghirlandina o Torre Cívica.

En el corazón del centro histórico, en el lado septentrional de la Catedral de Modena, se erige imponente uno de los símbolos más icónicos de la ciudad, la Ghirlandina o Torre Cívica.

Con una altura de 89,32 metros, la Ghirlandina fue construida como campanario de la Catedral y desde sus orígenes cumplió una función cívica: marcar el ritmo de vida de la ciudad a través del sonido de sus campanas.

En la antigüedad señalaba el horario de apertura de las puertas de las murallas y alertaba a la población en situaciones de peligro a través de sus guardianes.

Aunque no existen fuentes históricas precisas, estudios señalan que su construcción se habría iniciado a principios del siglo XII y concluido en el 1319, con diversas restauraciones realizadas a lo largo de los años. La torre Ghirlandina se encuentra conectada al Duomo o Catedral por medio de dos arcos realizados a lo largo del siglo XIV y renovados, según información del Comune de Modena, a principios del siglo XX.

La torre de los guardianes

El interior de la torre está dividido por plantas, una de ellas conocida como “Torresani”, en el quinto piso, finalizada en el 1184, y en donde antiguamente habitaban los guardianes de la torre.

A final del siglo XVI fue transformada parcialmente en mirador y se realizó una pintura al fresco que representa el escudo de armas del Municipio de Módena, con el águila estense y la corona ducal. Allí se pueden admirar también ocho importantes esculturas realizadas por los mismos escultores que hicieron las escenas de la pasión de Cristo en el interior de la Catedral.

Las esculturas en la Ghirlandina.
Las esculturas en la Ghirlandina.

La torre fue construida con material recuperado de Mutina, la Modena romana, con una estructura de ladrillos y el revestimiento de piedra natural de hasta 22 tipos diferentes, procedentes del norte de Italia, de Istria, en Croacia y de Turquía. Si se observa con detenimiento, se podrá ver que la Ghirlandina está inclinada hacia el suroeste debido a las interacciones con el terreno y la inclinación varía debido a las distintas correcciones que se produjeron a causa de los hundimientos durante su construcción.

La «Secchia Rapita» de la Ghirlandina

Una réplica de la famosa Secchia Rapita
Unesco / Modena

Al ingresar a la torre hay una sala muy importante, en la que se exhibe una réplica de la famosa «Secchia Rapita» del siglo XIV y en donde también se guardaban todos los documentos y reliquias importantes de la Catedral.

El nombre de la sala se debe a que, según la tradición, los modeneses robaron un cubo de madera y hierro durante la histórica «Batalla de Zappolino», en el 1325, de un pozo público del centro de Bologna y como trofeo de guerra, se convirtió en símbolo de la ciudad. Además, inspiró al poeta Alessandro Tassoni en la escritura del poema publicado en el 1622 que lleva el mismo nombre y que dice:

Pero el cubo fue enseguida guardado

en la torre mayor, donde todavía hállase

en alto por trofeo puesto y ligado

con una gran cadena a curvas piedras

El cubo de madera original se conserva en el Palacio Municipal. La decoración de frescos de la sala tiene rasgos de estilo gótico y se cree que fue realizada en el siglo XIV.

Una cápsula del tiempo para el futuro

Al salir de la “Secchia rapita” se accede, camino a la cúpula, a una sala intermedia, conocida como la Sala del Pozzo o Sala de Instrumentos Científicos, en donde se encuentra una cápsula del tiempo con mensajes y objetos que visitantes dejaron como parte de su herencia al futuro. La cápsula fue sellada herméticamente el 8 de abril de 2018 y se reabrirá en 2099, mil años después de la colocación de la primera piedra del Duomo, símbolo del vínculo entre la ciudad romana, la medieval y la moderna.

Desde el 2003, el control de la inclinación de la torre se realiza a través de un sistema automático de medición, con un tubo de cobre que cubre toda la altura y que contiene un péndulo electrónico, que permite controlar en el tiempo los movimientos de la Ghirlandina y la Catedral.

La cápsula que se reabrirá en el 2099.
La cápsula que se reabrirá en el 2099.

Cúpula y una vista especial

La cúpula fue completada en el año 1319 bajo la dirección de Anselmo da Campione y desde allí se observa una panorámica especial de la ciudad de Modena. Tanto la Ghirlandina, actualmente propiedad del Comune de Modena, como la Catedral y la Piazza Grande son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1997. La Torre Cívica sigue alojando las campanas que indican las funciones religiosas de la Catedral.

Horarios y costos

El costo para ingresar a la Ghirlandina es de tres euros por persona, mientras que para niños de hasta 5 años, personas con alguna discapacidad y sus acompañantes, guías e intérpretes y docentes, la entrada es gratuita. Los horarios disponibles para visitar la torre son de 9.30 -13.00 /15.00 -19.00 . Se pueden realizar visitas nocturnas, desde las 19 a las 22, el viernes, sábado y domingo desde el 1 de mayo al 17 de junio, sólo con reserva. Para más información se puede visitar el portal www.visitmodena.it, escribir un mail a info@visitmodena.it, torreghirlandina@comune.modena.it o comunicarse al +39 059/2032660

Con información del Comune de Modena y el sitio de la Unesco.

Leer también

Compartir el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar


Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas novedades sobre la vida en Italia. Noticias, actualidad, imperdibles, ciudadanía, documentos, antepasados y mucha información útil a conocer.